Skip to content

Ignominia

12 agosto, 2015

Carlos Morales Tapia*

¿Y con qué fin, toda esa dialéctica en historia?
¿Para qué ir al paraíso estando muerto?
¿Para qué alcanzar la gloria estando vivo
si la gloria está muy lejos de este huerto?

Jaime López y Roberto González

“Pinches Medios”

Arturo Bermúdez Zurita

El 14 de septiembre de 2013, un grupo de policías uniformados y otro, vestidos de civil, desalojaron violentamente un plantón que sostenían maestros veracruzanos que protestaban por la Reforma Educativa; en el grupo había maestros, alumnos y padres de familia, hombres, mujeres y ancianos; también, los policías arremetieron contra los representantes de diversos medios de comunicación que acudieron a cubrir el violento evento, con el fin de despejar el área para que, el gobernador de Veracruz, pudiera celebrar, un aniversario más de Porfirio Díaz.

A los representantes de la prensa, principalmente foto reporteros, les quitaron sus equipos y los dejaron sin material que dejara constancia del cruel atentado contra las libertades civiles consagradas en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y que sufrieran quienes mantenían ocupada la Plaza Lerdo; “El uso de la fuerza pública para desalojar el plantón magisterial es una muestra más de las violaciones a los derechos humanos prevalecientes en el estado de Veracruz”, dijeron líderes de Derechos Humanos en la entidad, tras acusar las detenciones de varios de sus miembros a los cuales, poco después se les quisieron fabricar delitos como el de Narcotráfico, por fortuna, dichos señalamientos no prosperaron ante las instancias federales correspondientes.

Díez días después, el titular de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), Arturo Bermúdez Zurita habría de comparecer en el Congreso veracruzano, fue recibido por gente de prensa, obviamente por ser un evento solemne, pero también, en cuanto inició su comparecencia, un grupo de reporteros, sacó pancartas para protestar por las agresiones que sufrieran los compañeros fotógrafos durante el cruento desalojo en la Plaza Lerdo, por parte de los elementos al mando del titular de la SSP

Ante tal hecho, el titular de la dependencia exclamó, “Pinches Medios”, sin haberse percatado antes de que, su micrófono estaba abierto por lo que, su dicho fue escuchado por todos los presentes; a partir de ese día, Rubén Espinosa se convirtió en un periodista incómodo para el gobierno de Veracruz, pues, fue de los pocos que comenzó a cubrir oportunamente y con sus gráficas que comenzaron a circular, incluso a nivel mundial, las manifestaciones, marchas, plantones y protestas públicas que le han merecido diversos calificativos negativos a la actual administración estatal.

Muchas marchas habrían de pasar, muchos eventos, muchas protestas hasta llegar a la marcha nacional por los desaparecidos de Ayotzinapa, allí, miles se plantaron en la Plaza Lerdo y desde un templete gritaron a una sola voz: ¡Duarte, marica, reprímenos ahorita! Y con ello, pusieron en la mira internacional a la entidad, por la cantidad de feminicidios, asesinatos, desapariciones forzadas, terrorismo de Estado y el exceso de violencia que se vive en Veracruz, no sin antes haber dicho que ¡Sí, nos desalojaron. Si, nos madrearon! Y señalaron al gobernador de ser el autor intelectual de éste y otros desalojos violentos.

También ahí estaba Rubén Espinosa y su lente volvió a darle la vuelta al país a través de sus imágenes y el 5 de junio de 2015, 8 estudiantes de la UV fueron brutalmente golpeados por presuntos elementos policíacos vestidos de civil, con rasgos típicos de la nueva Fuerza Civil de Veracruz, por supuesto, dependiente de la SSP. Una vez más, la agencia Cuartoscuro inundó con sus imágenes a los principales medios nacionales que replicaron la noticia, las fotos eran de Rubén Espinosa que estuvo ahí, puntual, cubriendo la información que los medios locales se negaron rotundamente a difundir, pero sí, se encargaron de desvirtuarla y hacer crecer la confusión entre la sociedad civil, al grado de negar el estado de salud de los agredidos. Hoy, sabemos que también fue verdad y que los 8 agredidos el 5 de Junio SÍ, son estudiantes de la UV y que SÍ, a pesar de las dificultades para acceder a la investigación, finalmente, la SSP entregó una lista con elementos y vehículos que “circulaban” por la zona de humanidades y no hicieron nada para impedirla o detener a los agresores, a pesar de la cercanía y la presunción de que, quienes cometieron el ilícito, eran elementos de la Fuerza Civil.

Rubén Espinosa fue asesinado junto a otras 4 personas en un departamento de la ciudad de México, huyó de Xalapa, capital de Veracruz, para evitar que algo le pasara, no quería ser el siguiente, lo andaban siguiendo, lo andaban intimidando desde ese 2012 cuando, en plena comparecencia del titular de la Seguridad Pública de Veracruz – “Pinches Medios” – sacó una manta para protestar por las agresiones de que fueron objeto y cómo fue eliminada toda evidencia del equipo que, horas más tarde, les fue devuelto; sin embargo, no fue suficiente, las imágenes tomadas con celular, pronto inundaron las redes sociales y la noche del 15, las fotos de los camiones con acarreados “pal grito” también inundaron las redes sociales, el movimiento cardenista, hoy agrupación política cardenista, como premio por el apoyo, prestó al ejecutivo estatal, 3 mil gentes para llenar la Lerdo y dar el grito y que la imagen en TV diera la vuelta al mundo… También falló esa noche el populismo; los asistentes NO llenaron la Lerdo y los paneos de TV, sólo mostraron un plano, lo mismo en la inauguración de los JCC, con un estadio completamente vacío, a pesar de que, los boletos para la inauguración fueron vendidos – obligatoriamente había que comprarlos – a los burócratas del Gobierno del Estado.

Rubén Espinosa fue asesinado en la ciudad de México y lamentablemente, la Comisión Estatal para la Atención y Protección de los Periodistas (CEAPP), creada en Veracruz para brindar protección a los representantes de los medios de comunicación estatales, volvió a repetir las palabras del titular de Seguridad Pública “Pinches Medios”, e hizo mutis ante las declaraciones públicas de Rubén Espinosa, sólo 14 días después, ya en la ciudad de México, se le acercaron, Rubén Espinosa rechazó su oferta.

Pero lo peor, es la actitud de los diputados locales de la LXIII Legislatura de Veracruz Gabriela Arango Gibb, directiva de La Opinión de Poza Rica y cuyo tío, Raúl Gibb Guerrero, ex director de ese medio, fue ejecutado en abril del 2005; Juan Alfredo Gándara Andrade, ex reportero del periódico Sur y ex titular de Comunicación Social en el sexenio de Fidel Herrera; Tonatiuh Pola Estrada, ex conductor de noticieros Televisa – Veracruz; Eduardo Sánchez Macías, dueño del Heraldo de Xalapa; Mónica Robles Barajas, también empresaria periodística del sur de la entidad.

De todos ellos, gente de medios, NINGUNO ha levantado un dedo para protestar por cuanto sucede en Veracruz, a pesar de la investidura que tienen y de, se supone, pertenecer al gremio periodístico, ninguno de ellos ha sido capaz, desde la tribuna, de lanzar, por lo menos, un ya basta a la ola de agresiones a los representantes de los diversos medios de comunicación en lo que va del presente sexenio, ninguno de ellos ha sido capaz, siquiera, de dar una declaración que dé tranquilidad a los representantes de los medios, ante la embestida que se tiene contra aquellos que son críticos del sistema pues, desde las oficinas de la calle Enríquez, se han dado cuenta que, no es suficiente con haber recortado y cortado el presupuesto a la prensa ya que, las críticas en contra de la actual administración, arrecian, ahora, por lo que se ve, están sentando un precedente y quieren demostrar que ellos tienen el control y a su disposición, todo el aparato gubernamental para poder actuar con total impunidad.

Es curioso que, las investigaciones que se realizan en el Distrito Federal, no arrojan indicios sobre el o los autores intelectuales del asesinato del foto reportero y cuatro feminicidios, en cambio, si arrojan un mar de dudas, sobre todo, por la mala actuación con que se están conduciendo las investigaciones pues, has señalamientos directos, así como averiguaciones ante Derechos Humanos y otras instancias legales de que, lo sucedido a Rubén Espinosa y Nadia Vera, fue planeado, como se dice en el argot jurídico, con las tres agravantes de la ley y ante ello, hay un señalamiento directo como constancia de lo que concluyó en la ciudad de México, de manera fatal.

Los directivos de los demás medios estatales de comunicación continuarán haciendo mutis, no sólo ante el caso que nos ocupa, sino ante la creciente ola de violencia (Picos de criminalidad, dice el titular de la SSP, nada grave) que se vive en el Estado de Veracruz, aunado al mutismo de los diputados ya mencionados y que colocan en la ignominia al gremio periodístico y con ello, también a la sociedad pues, al no existir información precisa de todo cuanto sucede, la confusión reina y los casos pronto, muy pronto caen en el ominoso olvido y en cuanto al número 14: Total, otro menos, qué más da, al parecer, no será el último. Lo importante es sobrevivir y cada quien lo hace como puede.

*Periodista Independiente en el Estado de Veracruz.

Contacto: carlosmoralestapiaxl@gmail.com | Nuestro número telefónico: 2281 22 42 85 | Site en internet: http://yoacusomultimedios.blogspot.mx | https://yoacusoradio.wordpress.com

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: