Skip to content

ANIMALIA

12 febrero, 2010

ELOTRO LADO DE LA CARNE

MARICARMEN GARCÍA ELÍAS

Llegará un día en que los hombres conocerán el alma de las bestias, y entonces matar a un animal será considerado un delito como matar a un hombre”. Leonardo Da Vinci

Con cariño para Mona.

Está tipificado como delito el homicidio, pero en cambio, vivimos en una sociedad donde se tortura a animales por diversión y no sólo el Gobierno no lo prohíbe si no que participa en su promoción como es la agonía de un toro en un embalse o en las corridas. La mayoría de las personas desconoce que los animales no humanos tienen, al igual que los humanos, capacidad de sentir emociones y sufrir: la alegría, la tristeza, la depresión, la capacidad de jugar y de sentir celos, por citar solo ejemplos, no son habilidades o características restringidas a la especie humana.

Y cuanto más sabemos de los animales no humanos, analizamos con más elementos el falso esquema del mundo: ¿Qué derecho tenemos los humanos a disponer de las vidas de otros animales? ¿Acaso no tienen ellos derecho a vivir por sí mismos, sin necesidad que dispongamos de sus vidas? , este análisis y critica lleva a un terreno que a algunos y por fortuna muy pocos incomoda, por lo que vendrán grandes cambios en los próximos años, cuando con el apoyo de la ciudadanía los derechos de los animales vayan siendo reconocidos de manera seria y la sociedad y la justicia actúen en consecuencia.

Hasta entonces, millones de animales estarán muriendo o malviviendo cada día por causa del ser humano, hecho angustiante que nos lleva a pensar ¿Qué podemos hacer para ayudar a los animales en nuestra vida diaria? Desde el champú que compramos, a los huevos que comemos, lo que vestimos y calzamos, los animales con quienes compartimos nuestra vida, la mayoría de nuestras acciones cotidianas pueden perpetuar el sufrimiento de los animales o, por el contrario, ayudar a mejorar sus condiciones de vida porque tomando decisiones responsables podemos, casi sin esfuerzo, contribuir a un cambio social donde las vidas de los animales sean consideradas con el respeto que merecen.

Que rico para muchas personas saborearse un enorme bistec “fresco”, si estos comensales conocieran cuál es el otro lado de la carne ó como dice Paul Mc Carteen, “los rastros tuvieran cristales” un 90 % de ellos se volverían vegetarianos. Los animales criados como alimento son quizá los que sufren mayor número de abusos, y su dolor, desde que nacen hasta que mueren en condiciones atroces, pasa inadvertido. Los pollos y gallinas malviven en pequeñas jaulas donde ni siquiera pueden estirar sus alas debido a que meten en ellas hasta siete pollos. Debido a la sobrealimentación y a la falta de ejercicio, sus pequeños cuerpos se deforman y se les quiebran los huesos de las patas, que no aguantan su propio peso.


En algunas granjas de México a los pollos se le corta el pico sin anestesia con una cuchilla al rojo vivo. El dolor les impide comer y muchos mueren de inanición. La concentración de amoníaco proveniente de las heces es tal, que acaba por cegarles y causarles lesiones en la piel. Los que no corren esa suerte al estar estresados por el hacinamiento en la granja, se picotean unos a otros y pueden acabar matándose.

Las gallinas y pollos son animales que en condiciones naturales, según etólogos, tienen capacidad de aprendizaje, de juego, crean jerarquías entre ellos y sienten un fuerte apego a sus crías. Todos esos instintos y capacidades se ven coartados en las granjas. Si sobreviven a las condiciones de las granjas, los empleados se las ingenian para matarlos, dándoles golpes en la cabecita o ahorcándolos, después son arrojados en tanques de agua hirviendo para desplumarlos y lo peor es que muchos llegan a este terrible final aún vivos y conscientes.

Las vacas y los cerdos también son sacrificados de una manera por demás inhumana,: las condiciones de extremada falta de espacio les crea estrés, que se manifiesta por comportamientos neuróticos como morder las barras de las jaulas, mutilaciones entre ellos (los cerdos se muerden las colas y orejas),etc. Los cerdos son castrados sin anestesia y se les cortan los dientes muy cerca de la encía para evitar que se muerdan, esto ocurre tanto en algunos rastros del país como en los criaderos de particulares, pero para la mayoría de las personas es más cómodo ignorar los gritos de dolor, casi humanos, que emite un cerdo cuando lo están matando.

El transporte de estos animales es otra tortura, se les sube al vehículo a golpes, a empujones, a burlas y bajezas, se les fuerza a viajar sin agua ni comida durante largas horas, están tan apretados en el camión que a menudo, mueren asfixiados, sufren laceraciones en su piel, se les rompen las patas y caderas, muchos son obligados a estar de pie con ráfagas de fuego que les acercan al hocico o a las patas quemándolos, anécdotas contadas por un ex empleado de una empresa que se dedica a estos fletes.

Una pareja de patos estadounidenses sorprendió hasta a quienes no son animaleros; El macho (Peter Duck) era especialmente gentil y atento con la hembra (Mary Duck) especialmente cuando ella comía. Después se descubrió que Mary era ciega y Peter la cuidaba de esta manera, por eso, a quienes investigamos las capacidades y comportamiento de los animales con fines de que les sean reconocidos sus derechos, nos resulta increíble que todas esas atrocidades existan en las granjas, criaderos y rastros, solo para que el hombre sacie su hambre cuando hay otras opciones más saludables de alimentación.


Para ayudar a los animales de granja, la solución más rápida es hacerse vegetariano, con esta medida y de manera individual, se calcula que se salva una vaca, un cerdo y 10 pollos al año, por supuesto no hay que perder el punto de vista pragmático pues no todos se harán vegetarianos: hay que modificar las leyes para que los animales de granja vivan absolutamente todos en condiciones extensivas, no sean transportados de esta forma, aumenten los controles veterinarios, etc. Si, por ejemplo, se compran huevos de gallinas criadas en libertad y alimentadas con cereales, ya supondrá un cambio para mejor en las vidas de estos animales. Hay decisiones que cambian la vida, ser vegetariano de manera responsable bajo la supervisión de un médico, es una de las mejores decisiones que alguien puede tomar. gaem80@gmail.com

PD. URGEN EN VERACRUZ LEYES QUE PROTEJAN A LOS ANIMALES

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: