Skip to content

POR DIGINIDAD, RENUNCIE ALCALDESA

4 febrero, 2010

MARICARMEN GARCÍA ELÍAS

A pesar de “las promesas” de la alcaldesa de Tlacotalpan, Esperanza Burela Villegas, de que no se maltratarían a los toros, como cada año sucedió todo lo contrario, ¿entonces por qué se tomó la molestia de dar una rueda de prensa en el IVEC para decir que no se maltratarían a los animales?, en ese mismo recinto dijo que habría policía montada, que ella misma supervisaría que no lastimaran a los toros, etc, etc.

Es evidente que la alcaldesa no tiene palabra, el maltrato por tres horas a los toros en Tlacotalpan el pasado 1 de febrero fue brutal, las fotos y videos que aparecen esta semana en los medios de comunicación, muestran a una turba de gente torturando y humillando a los semovientes mientras los indefensos animales intentan soportar los golpes y los cortes que les propinan, algunos agonizando. ¿Qué puede justificar este maltrato sanguinario?

Al mismo tiempo en otro escenario se muestra a la flamante alcaldesa con gafas, bebiendo cerveza al lado de un locutor, por supuesto lo que menos le importó en ese momento fue si los turistas y tlacotalpeños, que para el caso es lo mismo, maltrataban o no a los animales. No es satanizar a alguien por beber cerveza, pero hay formas y lugares indicados sobre todo cuando se tiene un encargo público.

El permitir maltratar a los animales pudiera parecer algo insignificante que no debe tener demasiada importancia, pero hay varios aspectos a analizar aquí, en primer lugar abusar de un ser vivo indefenso no es un comportamiento que corresponda a una sociedad desarrollada y progresista, mucho menos cuando participan niños como se vio en las pasadas fiestas de la Candelaria. De hecho un asesino inicialmente comienza matando y torturando animales cuando es menor de edad, asegura Robert Ressler, quien ha desarrollado algunos perfiles de asesinos en serie para el FBI.

Los estudios realizados han convencido a los sociólogos, legisladores y jueces, en los Estados Unidos, que los actos de crueldad hacia los animales merecen su atención. Estos pueden ser la primera alerta de una patología que incluye la violencia hacia los propios seres humanos, ya que demuestran que los delincuentes que cometen delitos con violencia, tienen un mayor índice de probabilidad de haber maltratado animales cuando eran niños que aquellos delincuentes no considerados violentos.

En segundo lugar está la palabra de la alcaldesa que habría prometido que no se maltratarían a los toros. Prometer algo y no cumplirlo indica que la persona es irresponsable y no tiene palabra. Peor cuando se tiene un encargo público, hace pensar que así se conduce por la vida la alcaldesa, incumpliendo promesas, por eso no salió a declarar al término de las fiestas que no hubo maltrato animal. No en balde las notas periodísticas que dan cuenta de la inconformidad de los tlacotalpeños con la alcaldesa, incluso existe una página en facebook titulada “EL MAL GOBIERNO DE LA PRESIDENTA ESPERANZA BURELA VILLEGAS EN TLACOTALPAN”, ¿será acaso que intenta dar pan y circo a sus gobernados para desviar la atención de los problemas que tiene su administración?

En esta página se menciona que la alcaldesa actúa de forma prepotente, que aún tiene adeudos de las fiestas pasadas, entre ellas, el hospedaje de los jaraneros. También se cuestionan los ciudadanos cómo logró construir “su casita”, incluso uno de los cibernautas menciona que Tlacotalpan le quedó grande a la alcaldesa.

Aunado a lo anterior, Tlacotalpan está en riesgo de perder su título de Patrimonio Cultural de la Humanidad por no tener cableado subterráneo, un libramiento al tránsito pesado y la mejora de la Rivera.

Lo cierto es que atendiendo al Informe de Resultados de la Fiscalización de las Cuentas Públicas de los municipios correspondientes al 2008, entregado al Congreso Local por el Órgano de Fiscalización Superior (ORFIS), Tlacotalpan se encuentra dentro de los 83 ayuntamientos donde se presume existe daño patrimonial. Tan sólo para 2010 el municipio tiene el siguiente presupuesto base: Ley de Ingreso; 19 millones 191 mil 85 pesos. Fondo de Infraestructura Social Municipal; 9 millones 121 mil 523 pesos. Fondo de Aportaciones para el Fortalecimiento Municipal; 5 millones 412 mil 580 pesos. Ojala los ciudadanos exijan a la alcaldesa que les entregue cuentas claras de la aplicación de estos recursos y no los distraiga con espectáculos violentos porque entonces la esperanza de Tlacotalpan es que por dignidad renuncie la alcaldesa. gaem80@gmail.com

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: