Skip to content

NUEVA CARGA FINANCIERA PARA LOS VERACRUZANOS

30 agosto, 2009
ALFREDO TRESS JIMÉNEZ

La nueva bursatilización que aprobó el pasado viernes la mayoría priista en el Congreso de Veracruz, y votada en contra por los diputados de Convergencia, el PAN y uno del PRD , así como la abstención del resto de diputados del PRD y PT, se vio empañado por el mayoriteo debido a que tres diputados de su fracción encabezados por Héctor Yunes Landa, también se abstuvieron, argumentando que por lo relevante del caso recomendaban prudencia y como consecuencia posponer el debate, que se retirara el dictamen y que durante dos semanas se realizaran foros en todo el territorio veracruzano con académicos, economistas, cámaras empresariales, comerciales y sociedad civil interesada en el tema, para debatir la importancia de aprobar o no este nuevo déficit en las finanzas públicas del gobierno del estado.

Asimismo se señaló que la semana próxima, la Suprema Corte de Justicia de la Nación se pronunciaría sobre este tipo de empréstitos, determinado su constitucionalidad o no. Por lo que insistieron que era razonable esperar, y mientras tanto debatir con especialistas en la materia.

Debo comentarle apreciable lector, que es una insensatez, en este tiempo de crisis, tratar de colocar en el mercado bursátil participaciones federales, donde la supuesta utilidad para los veracruzanos es la inversión, de cada peso bursatilizado se aplican veintitrés centavos. Es pertinente la prudencia fiscal, sobre todo en momentos de crisis para la economía mundial.

Extraer recursos de la bolsa de valores a cuenta de una recaudación futura incierta, que además a todas luces va en descenso, es irresponsable, por decir lo menos. Y aún más, cuando Constitucionalmente ningún empréstito puede celebrarse si no es para la ejecución de obras que produzcan un incremento en los ingresos públicos del estado. Sumado a que al rebasar esta deuda el período de ejercicio del gobernador que la contrate, dicha obligación transciende el concepto de soberanía de los estados y, por lo tanto, de ser así, debe ser aprobada por el Congreso Federal, máxime cuando se trata de participaciones federales.

No existe duda alguna de que las finanzas públicas federal atraviesan por una situación verdaderamente alarmante, que ha repercutido en una deuda a los estados por 43 mil 948 millones de pesos, de los cuales Veracruz ha dejado de percibir de enero a julio del presente año 2´793 millones, sumado el déficit reportado por la Secretaría de Finanzas y Planeación del Gobierno del Estado por 4´037 millones de pesos, cantidades que arrojan una necesidad económica a las finanzas estatales de 6´830 millones de pesos, con relación al presupuesto aprobado por la legislatura de Veracruz.

Para entrar al análisis del dictamen que se presentó para su discusión y aprobación en su caso, se debe primero recordar la historia y utilidad para los veracruzanos de la bursatilización que se autorizó por la legislatura pasada.

En el año 2006, la LX legislatura aprobó con 48 votaron a favor, una abstención y un voto en contra, el bursátilizar el 80% de las participaciones federales en cuanto al impuesto de la tenencia y uso vehicular. El plazo autorizado fue por 30 años. El total de los recursos comprometidos del erario estatal durante 30 años son 21´000 millones de pesos. La emisión de los certificados bursátiles a favor del estado fue por 6´300 millones; de los cuales, se aplicó el 4.8% a previsiones financieras; el 4% a la constitución de un fondo de reservas y el 53.4% para el pago de la deuda pública directa contraída por el entonces gobernador Miguel Alemán; por cierto se debe destacar que se violaron artículos Constitucionales Federal y Locales, así como disposiciones en esta materia señaladas en el Código Hacendario Estatal, en virtud de que el Ejecutivo de Veracruz no podía bursatilizar recursos públicos para el pago de deuda directa. Sin embargo así se hizo.

Ese hecho se debe recordar como un pasaje muy doloroso para los veracruzanos, ya que de los recursos bursatilizados, solo se aplicó el 37.8% para ejercerlos en obras y acciones que se dijo beneficiaría a miles de veracruzanos. Los 2´380 millones que en ese momento fueron definidos en un dictamen para la realización de 5 magnas obras como fueron: 1.- El Libramiento de Xalapa, obra que realiza actualmente el gobierno federal vía concesión a un particular; 2.- La Autopista Tuxpan – Tampico, obra que aún planea hacer el gobierno federal con recursos de la iniciativa privada; 3.- Tramo carretero San Julián – Tamaca, que a la fecha no se concluye y que en sus recientes mensajes televisivos rumbo al tercer informe de gobierno, el Presidente de la República pelea su paternidad al presumirla como el libramiento de Veracruz, obra realizada por el gobierno federal; 4.- El Sistema de Agua Potable en Coatzacoalcos, obra que fue declarada inviable, reparando solo el sistema de conducción existente; 5.- Sistema Múltiple de Agua Potable Industrial de Pueblo Viejo, obra que aún se encuentra en proceso. En suma, lo que a la fecha no queda claro es entonces como se han ejercido los 2´380 millones que se dijo detonarían el desarrollo de los veracruzanos.

Ahora bien, la nueva idea de bursatilizar 6´800 millones de las participaciones federales, esto es, el 5% de lo que recibe el estado año con año, se debe alertar que los pasivos que refleja el dictamen sobre la situación financiero del gobierno que asciende a 6´830 millones de pesos, se reduce a un déficit real reportado por la federación para Veracruz de 2´700 millones de pesos, menos 800 millones que anunció el Secretario de Finanzas que se recibiría en estos días, el déficit real del estado es de 1´900 millones y no de 6´830.

Sumado a que es un déficit económico responsabilidad del gobierno federal, por lo que se debe insistir que sea la federación quién haga frente y no el pueblo y gobierno de Veracruz a este problema económico, y plantear por ejemplo un ejercicio de ajuste presupuestal al gasto corriente federal que asciende al 78% del gasto programable.

Lo diré una y otra vez, es el camino más fácil e irresponsable recomendado por el gobierno federal y seguido al píe de la letra por el gobierno del estado es bursatilizar un porcentaje de las participaciones federal. De ellas depende el desarrollo de los veracruzanos, hipotecar el futuro de las futuras generaciones no es la mejor solución; sin embargo, una vez más los ciudadanos deberemos cubrir los errores de gobiernos ineficaces al frente de la función pública.

En suma, con estos nuevos errores de cálculos en las finanzas públicas, las próximas generaciones de veracruzanos tendrán que cargar con una deuda que no contrajeron y que no les generó ningún beneficio. ¿Usted qué opina?

alfredotress04@yahoo.com

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: