Skip to content

¿CÓMO AFECTA EL RECORTE FEDERAL A VERACRUZ?

27 julio, 2009

ALFREDO TRESS JIMÉNEZ

Hace unos días se anunció un nuevo recorte en el gasto público federal ahora por 50 mil millones de pesos, que se vienen a sumar a los 35 mil millones que se aplicó en el mes de mayo. Estos 85 mil millones de pesos vienen a impactar en un 3.0% en el total del Presupuesto de Egresos de la Federación que fue aprobado por la Cámara de Diputados para el ejercicio fiscal 2009.

Sin embargo, se estima que para el cierre de 2009 los egresos para ejercer sean menores a los 421.0 mil millones de pesos respecto a la Ley de Ingresos para este año, resultando una disminución de 211.5 mil millones provenientes de los ingresos petroleros y 150.4 mil millones de los ingresos no petroleros.

Considerando una reducción del gasto no programable por 59.1 mil millones de pesos, por lo que se considera que actualmente se contempla una disminución en los ingresos programados por la cantidad de 421.0 mil millones de pesos para el cierre de este año.

Para que supuestamente no afecte esta dramática contracción económica, el Gobierno Federal estableció algunas medidas, disponiendo de varias fuentes de ingresos no recurrentes que totalizan 336 mil millones de pesos: 100 mil millones por las coberturas petroleras adquiridas en 2008 para blindar el precio del petróleo en 2009; 95 mil millones del remanente de operación del Banco de México; 92.4 mil millones que provienen de la utilización de los fondos de estabilización y 48.6 mil millones de pesos de otros ingresos denominados no recurrentes.

Sin embargo, para amortizar el déficit anunciado se requieren de más ajustes, por lo que en el gasto programable por el gobierno federal el ajuste será de 85.0 mil millones de pesos, en el mes de mayo se recortaron 35 mil millones, y en este mes de julio se plantea un recorte adicional por 50 mil millones de pesos.

Ahora bien, si consideramos que el estado de Veracruz programa su presupuesto estatal anual disponiendo de un 93.7% con recursos provenientes de la federación y el 6.3% está soportado por ingresos propios, por lo que nos debemos preguntar: ¿Cómo afectará el recorte federal en las finanzas estatales?.

Este año el Ejecutivo del Estado envió la ley de ingresos y egresos por 62,200 millones de pesos, cifra que el Congreso del Estado analizó y realizó ajustes en su distribución como por ejemplo en los rubros de educación, salud, campo y seguridad pública principalmente. Los planes y programas se calendarizaron e iniciaron su ejecución a principios del año. Debemos conocer que del 100% de los recursos aprobados por el Congreso, el 13% se distribuye a los Ayuntamientos, el 1.5% al Poder Judicial y el 0.6% al Poder Legislativo, el restante 85% es aplicado por el Ejecutivo Estatal.

De acuerdo con el déficit anunciado por la SHCP equivalente a 421 mil millones de pesos, 336 mil millones son obtenidos por diversas partidas presupuestales consideradas fuera del presupuesto autorizado, equivaliendo este monto al 79.8% de su déficit programado, y los 85 mil millones de pesos anunciados como recortes al gasto público representan el 20.19%, por lo que se hace necesario también preguntarnos: ¿Cómo afectará este recorte en el presupuesto de egresos programado por el Congreso Local para el estado? y, de existir déficit ¿de dónde se tomarán los recursos extras para solventar los faltantes?, ya que el 93.7% de las participaciones estatales provienen de la federación, y las fuentes de ingresos no recurrentes que utiliza el gobierno federal para contingencias de este tipo, no en todos los estados de la república existen.

Hoy más que nunca debemos solicitar urgentemente al Ejecutivo del Estado que las áreas financieras de su gobierno, se reúnan con el Congreso del Estado para poder medir el impacto que tendrá esta crisis para nuestro estado, ya que llevamos 7 meses de este año y la avalancha de falta de recursos económicos puede afectar aún más a la endeble economía de los veracruzanos.

Este nuevo recorte generará aún más problemas, una economía ya de por sí lacerada por el panorama crítico que enfrentamos: en el ámbito de la canasta básica, servicios de salud, servicios de transporte, servicios turísticos y vivienda, entre muchos otros.

Por si fuera poco, el alto índice de desempleo que registra el país y la baja actividad económica ocasionará que la morosidad en el crédito aumente en los siguientes meses, según analistas financieros, el endeudamiento de los hogares se coloca en un 11.7% del PIB; en el consumo alcanzó 4.2%, y en la vivienda 8.5%, lo que representa un serio riesgo para la economía que podría traducirse en un nuevo fobaproa.

Con el nuevo recorte anunciado ¿qué obras sociales, qué desarrollo económico, qué infraestructura se cancelarán en los programas y acciones de nuestro estado?. Resulta interesante saber, ¿de dónde se harán ajustes para solventar esta situación?.

Lo que se está viviendo es alarmante, los datos apuntan a que empeorará, urgen medidas de contingencia, se debe articular una estrategia entre los actores políticos, empresariales y comerciales para no permitir que la crisis económica acabe por liquidar a los veracruzanos más desprotegidos que son la mayoría. ¿Usted qué opina?

alfredotress04@yahoo.com

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: