Skip to content

Red, red wine (según UB40)

25 julio, 2009
¡Pobrecito del diablo
Ay que lástima le tengo!

Pito Pérez
Hace poco comentaba con uno de mis tocayos, sobre el tabú de 10 (1810, 1910, 2010) y que estamos a menos de 6 meses de tal suceso; más tarde, ese mismo día, el comentario surgió en la charla con uno de los líderes más representativos de la política veracruzana y además, salió a la charla el hecho de que, la pasada sesión del martes 21 de julio, la máxima tribuna veracruzana, donde se hacen las leyes, Manuel Laborde Cruz –de quien ya he comentado algunas situaciones- públicamente dijera que sólo terminó el sexto año de primaria.

Su participación se dio en medio del debate que sostenía Sergio Vaca con Alfredo Tress (Convergentes) sobre la elección de quienes hoy integran el tribunal electoral veracruzano; a la terna, integrada por los magistrados Daniel Ruiz Morales, Gregorio Valerio Gómez y José Lorenzo Álvarez Montero, sólo le faltó un voto para tener el total del pleno, menos uno en contra, el de Sergio Vaca, y es hasta hoy que me detengo a analizar a estos personajes, sin embargo, ellos sólo son el tre-texto para el presente:

Intelectuales.

Intelectual: todo aquel
que tiene la capacidad de pensar,
sinónimo: hombre

Silvio Rodríguez
Nuestro gobernador en Veracruz, Fidel Herrera Beltrán, cuya trayectoria se pierde en los anales de la historia y desafortunadamente no toda es “blanca”, literalmente pintó el estado de rojo, un color que, a pesar de tener cualidades positivas, en demasía, en exceso, se convierte en el peor de la cromatografía; fue, gracias a su gusto por los intelectuales que, Herrera Beltrán pudo ganar las elecciones, con un margen de 25 mil votos (Sonora se ganó por 28 mil) y un congreso mayoritariamente panista.

Ese gusto por los intelectuales, le hizo confiar en uno de los cordobeses más destacados de la historiografía veracruzana, gran parte de su plataforma política pues, basta decir que, de haber sido por el joven Adolfo Mota, el titular del ejecutivo habría perdido contundentemente; ¿Qué pasó con ese intelectual al que hago referencia? Nada, absolutamente nada, de hecho, pasó a formar parte de la larga fila de gentes que han sido “usadas” para propósitos para los que no fueron criados (no creados).

Por fortuna, los cordobeses, (los buenos, porque también hay de los otros) siempre han tendido a buscarse más oportunidades de las que tienen y éste joven, tiene la capacidad suficiente para hacer eso y más, de hecho, me da gusto saber que se ha reunido con gente que, seguro va a apreciar su capacidad en el futuro.

Me causa cierta sorna cada vez que, “los queda bien” del gobernador le anteponen el título de “Maestro”, como si en verdad perteneciera al grupo de intelectuales que han levantado columnas en Veracruz o, por lo menos, que han realizado cambios realmente positivos y de factura perenne digamos, en educación, por ejemplo, o en las humanidades, donde se precia –Fidel Herrera- de ser un intenso promotor de estas.

Pero no haré más referencias al gobernador, baste decir que, tiene capacidad (y dudo si estoy utilizando en adjetivo adecuado) para hacer las cosas y bien, aunque mi apreciación sea que, en realidad, los grandes logros que ha tenido, han sido por el minúsculo grupo de intelectuales de los que se ha sabido rodear, gente de la que, si escribiera acerca de ellos, saldría un volumen similar al de mi ensayo: “Córdoba, entre el mito y la realidad”.

Como ejemplo pongo al joven Alberto Silva, cuya capacidad y entereza para hacer las cosas, le están valiendo muchos elogios por parte, no sólo de la prensa, sino de muchos políticos de renombre y lo vale, se lo está ganando a pulso, o de Marcos Theurel quien sin ser precisamente un fidelista cien por cien, ha demostrado que su capacidad está al servicio y las órdenes de Veracruz y los veracruzanos; podría seguir pero creo que estos ejemplos bastan para demostrar la preferencia de Herrera Beltrán por los individuos que piensan y pasan de las palabras a los hechos y bien.

No mencionaré por el momento al “innombrable veracruzano”, al “priista insurrecto” o el que le está “rascando los güevos al león”, pero ese, también tiene predilección por los intelectuales y lo que es mejor, por los intelectuales cordobeses, baste decir que, en su último discurso en la tribuna del congreso dijo que quiere gobernar como Dante Delgado –perseguido políticamente en su momento- y eso habla de que, el aparato de estado lo va a perseguir hasta sus últimas consecuencias y así está siendo.

Pero qué no ha sido así durante el sexenio de la fidelidad, la lista de perseguidos y desaparecidos –políticos o no- no se dará a conocer, talvez nunca pero son muchos, aquellos que han sido “renunciados” de la manera más denigrante, a pesar de que sirvieron mejor que cualquiera otro a su estado y han puesto su disposición al servicio del gobernador, pero –y son muchos peros ya- su capacidad no ha disminuido un ápice y soportan, estoicamente, el infortunio de vivir el gobierno de La Fidelidad.

Creo y sé que, la capacidad de quien estoy hablando –que a esas alturas estoy seguro ya sabe quien es- pronto, muy pronto será requerida y él, sabrá hacer lo debido, aunque le digan que va por el rumbo equivocado; aquí cabría hacer una mención última pues, la más variadas expresiones recogidas en la calle, apunan hacia un punto en común: quieren hacer de Veracruz un cacicazgo.

Anacaona fue, a la llegada de los españoles a América, la última cacique del continente, cacique es una palabra de origen antillano que fue incluida en el vocabulario nacional mexicano, sin embargo, no es de origen náhuatl y su significado, se pierde en los entresijos de la historia hasta venir a significar, algo así como, el que todo lo ordena; ejemplos en Veracruz hay muchos y en el país, abundan.

Si quieren o no hacer de Veracruz un cacicazgo, ya no depende de quienes quieren ser los caciques, sino, como comentó un amigo, priista de viejo cuño y gran político con una historia digna de ser contada: de quienes le dejen serlo pues, los que hacen todo lo que el cacique dice, cada vez son menos y cada vez somos más los que vemos con buenos ojos que, en Veracruz haya pluralidad de pensamiento y de acción. Y esto no lo dijo el personaje de quien estoy hablando.

Qué más da entonces, si por un “quítame estas pajas” has pasado a la penumbra de quienes no gozarán de la satisfacción del deber cumplido, sin embargo, que satisfacción la tuya, el pertenecer y permanecer en la memoria colectiva como, el hombre que puede y pudo, que más da, caro amigo, que te den el título que, a su calidad de eunucos más les acomode si, como sabemos, tal como lo dijo un amigo mutuo: experiencia y capacidad van de la mano y en muchos casos, son sinónimos y tú, tienes mucho de las dos, aunque debo decir que me gusta mucho poner, por ejemplo, que para muchos sigues siendo “El rey midas de la política”.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: