Skip to content

Universitarios 2 (Fortalezas)

30 junio, 2009
Juan Antonio Nemi Dib

Aparentemente la Junta de Gobierno de la Universidad Veracruzana habría extralimitado sus funciones al modificar el calendario procesal para la renovación del rectorado o, al menos, se estaría excediendo en sus atribuciones al hacer una interpretación sui géneris de la normatividad universitaria. Esto opinan 2 abogados que conocen la entraña de la UV, incluyendo sus reglamentos, y que por separado me expresaron su punto de vista. Alguno de ellos se pregunta, además, si fue correcto y legítimo que publicitaran los nombres de las personas inscritas para ser consideradas como candidatos a rector, ya que dicha publicidad no está prevista en la Ley y ni siquiera en la Convocatoria expedida por la propia Junta.

De cualquier manera, si los nueve integrantes de este colegiado actúan con auténtico espíritu de servicio, con imparcialidad y de manera honorable, tomando su decisión en función de los mejores intereses de la propia Universidad, de toda la comunidad universitaria y, principalmente, del interés público –es decir, de los contribuyentes que financiamos con nuestros impuestos a dicho centro de educación superior—, estas presuntas fallas procesales serán irrelevantes.

En caso contrario, es previsible que el clima hostil que viene caracterizado a este proceso sucesorio se encone aún más. Y eso sería muy lamentable, pernicioso para todos y principalmente para la UV. El prestigio es uno de los grandes atributos de cualquier corporación educativa y se constituye con los logros académicos, pero también con las buenas prácticas institucionales, con la conducta de profesores, alumnos, investigadores, autoridades y personal de apoyo. Cuesta mucho trabajo construirlo y se pierde en un instante.

Independientemente de sus causas, los escándalos escolares, aquí y en China, no son buena materia prima para el mérito académico y cuando ocurren, son resultado de la negación de los principios de universalidad, la ausencia de debate informado y la escasez de valores de inclusión, respeto y tolerancia por lo diverso, que son esencia de cualquier buena universidad. En el otro extremo está el hecho cierto de que ni la defensa de la autonomía ni cuidado del prestigio deben pretextarse para no discutir críticamente temas sustantivos o dar pie a la autocomplacencia. Universidad debe ser sinónimo de análisis, reflexión documentada y, de acuerdo con la lógica del método científico, criterios comprobables de verdad.

Si el clima ácido continuara –ojalá que no— asumo que tampoco sería justo atribuir toda la responsabilidad a la Junta de Gobierno, a la que podrá calificarse por una buena o mala selección del próximo rector de la UV, pero no por el comportamiento de quienes aspiran a serlo ni de sus apoyadores. También es cierto que la gran trascendencia de la decisión y el interés que concita el nuevo rectorado no cancelarán las discusiones de los universitarios sobre su presente y su futuro, más allá de la coyuntura sucesoria.

La Junta de Gobierno en primer lugar, pero en realidad todos universitarios –incluyendo por supuesto a los aspirantes a ocupar la Rectoría— están más que obligados a proteger a la Universidad. Un buen punto para empezar es reconocer sus fortalezas, que no son pocas. Por ejemplo, el que un año escolar en la UV cueste aproximadamente la mitad que en la UNAM, o que la UV ofrezca en este momento 26 programas educativos más que la propia Universidad Nacional Autónoma de México.

Ante la presión demográfica, la UV ha hecho esfuerzos para atender la demanda; es la universidad pública cuya matrícula más ha crecido, pasando de 13,428 lugares en 2003 a 16,321 en 2009, un incremento del 21%. La UV admite cada año al 40% de los 36 mil jóvenes que solicitan su ingreso; la UNAM recibe al 9%. 209 catedráticos de la UV forman parte del Sistema Nacional de Investigadores; el 28% de los maestros de tiempo completo tienen doctorado.

Por 7 años consecutivos, la SEDESOL ha otorgado a la UV el Premio a la Excelencia del Servicio Social Comunitario. Según Josefina Vázquez Mota, la UV ofrece el mejor proyecto de universidad intercultural del País. Programas de vanguardia como la licenciatura en metalurgia y materiales son resultado de una exitosa vinculación de la UV con el sector productivo del Estado. La política editorial y la difusión cultural confirman y acrecientan la rica tradición que prestigia a la Universidad Veracruzana.

La UV investiga y genera nuevos conocimientos en biodiversidad del trópico y usos racionales de éste, en conservación y producción de especies vegetales de interés, en preservación de ecosistemas y biodiversidad, en uso racional de sistemas marítimos y pesquerías, en tecnología e ingeniería de alimentos, en modelación matemática y estadística, en nanotecnología y neuroetología; tiene convenios de colaboración científica con EUA, Japón, Alemania, Brasil, España, Francia, Italia, Cuba y China. La licenciatura en Ciencias Atmosféricas –única en su tipo en el País— coordinó el “Programa Veracruzano ante el Cambio Climático”, financiado inicialmente con recursos ingleses.

A pesar de que existen universidades más grandes, la UV es la quinta del país en el número de egresados y la segunda en el número de titulados. Más y mejor infraestructura universitaria es una evidencia inobjetable (la USBI de Ixtaczoquitlán, la de Córdoba, la Facultad de Pedagogía y el Instituto de Investigaciones en Educación). La lista de avances y fortalezas es consistente y reconocible, pero también hay debilidades y problemas cuya envergadura no es menor. Abordaré algunos en la próxima entrega porque, a fin de cuentas, la designación del nuevo Rector será adjetiva y complementaria frente a la necesidad de resolver los grandes retos de la Universidad Veracruzana.

La Botica.- Terminadas las campañas testimoniales, la verdadera batalla electoral empieza ahora, en la semana previa a la elección. Se decía que “las elecciones se ganan en las urnas” pero todo indica que este axioma será sustituido por otro: “las elecciones se ganarán en los tribunales”. Ante la penuria democrática, sus señorías acabarán “interpretando el mandato ciudadano” que expresen los miles de votos que van a impugnarse en todo el País.

antonionemi@gmail.com

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: