Skip to content

CEDE-SOL

26 mayo, 2009

      LUIS GUILLERMO FRANCO

Es posible que tu navegador no permita visualizar esta imagen.

Existe evidencia de un concepción alternativa y perversa del manejo estratégico con el que se conduce la operación de los programas sociales y obras de infraestructura que se hace desde el gobierno federal, lo que en el subterráneo se denomina “Programa de Capitalización Social de la Inversión Pública”. Este planteamiento diseñado al más alto nivel de la clase política celeste (porque se difumina su pigmentación azul) tiene un propósito evidentemente electoral, para influir en más simpatías para los candidatos postulados por el Partido del Presidente Felipe de Jesús Calderón Hinojosa.

En la presentación de los programas de asistencia humanitaria, la Secretaría de Desarrollo Social enuncia en su página oficial que de conformidad a lo estipulado en el Plan Nacional de Desarrollo presentado por el ejecutivo federal, se establece que “la política de desarrollo social y humano tiene como objetivos rectores: mejorar los niveles de educación y de bienestar de los mexicanos; acrecentar la equidad y la igualdad de oportunidades; impulsar la educación para el desarrollo de las capacidades personales y de iniciativa individual y colectiva; fortalecer la cohesión y el capital sociales; lograr un desarrollo social y humano en armonía con la naturaleza, así como ampliar la capacidad de respuesta gubernamental para fomentar la confianza ciudadana en las instituciones”.

Pero la utopía se muestra desnuda, al momento que el propósito de impulsar el desarrollo humano sostenido como alternativa estratégica para la reducción de la pobreza, resulta un discurso impecable, hasta que se presenta maliciosamente el condicionamiento de la ayuda. Las unidades que coloquialmente se conocen los automóviles “del arcoiris”, trasladan en realidad promotores del voto, esto en los 21 distritos de la entidad, pero destaca en particular el activismo que se presenta en 3 distritos, Martínez de la Torre porque Alba Leonila, la otrora alcaldesa de Atzalan y hoy aspirante de nueva cuenta la curul federal, compartió trabajo legislativo y estrecho su amistad con el entonces diputado federal Felipe Calderón.

En Coatepec, Silvia Monge pretende disminuir el margen de derrota que por ahora se prevé amplio, ante la simpatía que tiene José Yunes Zorrilla. En el distrito con cabecera en Córdoba, también existe un deseo ferviente de dejar en la lona a Javier Duarte, pero los escándalos sobre fraude cometidos en contra de medallistas olímpicos ha metido Carlos Hermosillo en una espiral de descrédito, además que los argumentos del desarraigo siempre pesaran a la hora que los electores tengan que emitir su sufragio.

Los programas favoritos para lograr la capitalización electoral, son las redes de estancias infantiles, los programas de empleo temporal, 70 y más y Oportunidades. Justo cuando la transparencia en el ejercicio de los recursos públicos es un imperativo de toda autoridad, la sospecha recae en Sedesol y se convierte en la agencia electoral (de facto) número uno. En el año dos mil, Carlos Jarque, un rancio tecnócrata no pudo operar en beneficio de Francisco Labastida y sobrevino la debacle priista. Consagrada como una activista de lujo, en el 2006 Josefina Vázquez Mota manejó los censos de la Sedesol para apuntalar el apretado triunfo de Felipe Calderón.

Hoy es doblemente peligrosa, también cuenta con los padrones de la SEP. De qué calaña perversa es esta mujer que dentro de su acendrado catolicismo, clama de manera bipolar y criminal en un libro: “Dios mío, hazme viuda por favor”. El “Programa de Capitalización Social de la Inversión Pública”, fue diseñado en agosto de 2008. El también tecnócrata Ernesto Cordero tiene a su cargo la política social del gobierno federal y dentro de su plan se encuentra contar con delegados estatales que sean unas hormiguitas consagradas a su militancia.

Por esta razón cayó Alma Aída Lamadrid, abonado también por los reclamos enérgicos realizados por el Presidente del PRI, Jorge Carvallo. La anterior delegada de Sedesol carecía de la pericia para operar electoralmente los programas que tenía bajo su coordinación, eso provocó la molestia de Ernesto Cordero y así se propició el cese. Los panistas puros de Veracruz incluso añoraban a un operador del tamaño de Bernardo Téllez, quien hubiera sido un espléndido delegado de Sedesol para la causa panista. Los preferidos para manipular la voluntad de los ciudadanos que se encuentran en la pobreza son Oportunidades y 70 y más y la Red de Estancias infantiles. Además de muchas asociaciones civiles con vínculos directos al panismo para obtener ventajas en la asignación de proyectos. Hay que insistir que la esperanza de Felipe Calderón para que le salga el sol, puede acabar el próximo 5 de julio.
Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: