Skip to content

The twiglight zone

7 mayo, 2009
Y cuando despertó, el dinosaurio todavía estaba ahí.

Monterroso

Una de las primeras películas que trató muy de cerca el tema de las hecatombes virales fue, sin dudarlo, La Amenaza de Andrómeda, basada en la novela homonima de Michael Crichton (1969), mismo autor de Your ass is park (Parque Jurásico) y El 13avo guerrero, entre algunos de sus trabajos memorables; en Andromeda Strain (1971) dirigida por Robert Wise, se habla de la caída de una cápsula satelital a la tierra, en Piedmont, Nuevo México en Arizona, lugar habitado por, de acuerdo a los datos proporcionados en la novela: 68 habitantes y sobreviven “milagrosamente” un bebé y un anciano alcohólico.

En 2008 Ridley Scott tuvo la osadía de dirigir una miniserie basada en la novela de Crichton que, para mi gusto, resultó ser un verdadero bodrio, a pesar del director de alien el 8avo pasajero (1979); de acuerdo a los datos de la novela, apegados in strictu sensu a una realidad científica (incluida la teoría del hombre solo, que es algo que se nos enseña en biología), a pesar de tener el poderío económico y científico, no es posible controlar un brote viral, bacterial o microbiano de semejante magnitud, menos si éste procede Out Space.

La república mexicana, un gran país con más de 100 millones de habitantes (poco más de 20 millones habitando el Distrito Federal), aprovechó el puente del primero al 5 de mayo para “sortear” la amenaza más grande que atacara a la nación después de las ordas norteaméricanas en Veracruz de 1914, me refiero al nuevo chupacabras, conocido científicamente como Virus de la influencia (o influenza, la misma vaina decía el general) porcina, más tarde influencia humana.

Después de un fin de semana bastante largo, notamos que, en Veracruz, Fidel Herrera Beltrán tiene una gran dificultad que resolver después del bloqueo económico impuesto por la federación al estado (y al país so pretexto de “una epidemia”); dos factores, a saber, influenciaron el “cerco sanitario” contra la influenza: una crisis mundial de marca llorarás y el periodo electoral previo al 2010 en varios estados de la república –principalmente Veracruz- y al 2012 a nivel nacional, Veracruz es no sólo la llave de entrada al país, sino uno de los estados más ricos de éste y por ende, de mayor significación para la federación.

Herrera Beltrán ha tenido que enfrentarse, ahora, no sólo a la gente que tiene incrustada en el gabinete, gente que no le obedece y hace parecer un tonto al gobernador, peor aún, alguien a quien le faltan pantalones y le tiembla la mano para poner las cosas en su lugar, basta ver los casos más evidentes: Silvia Dominguez en la SEDESMA y ex suplente en la senaduría del todavía gobernador de Veracruz, otro caso, el del titular de la Secretaría de Gobierno de quien, aseguran, el mandatario veracruzano está temeroso, pero no se sabe a ciencia cierta qué es lo que sabe Reynaldo Escobar del gobernador de Veracruz para que este le tengan semejante “miedo”, aunque resulte evidente.

También, el titular del ejecutivo veracruzano tiene que hacerle frente a Peña Nieto y al grupo Atracomulco que están empecinados en colocar al gobernador del estado de México en la presidencia de la República, como vemos nosotros, no es un mal titere; podemos notar entonces que, Fidel Herrera, además de tratar de evitar, a toda costa, los golpes que le dan, desde su propio partido a nivel nacional, amén de los golpes mediáticos teledirigidos desde alguna oficina federal.

El todavía gobernador está solo, la gente que “lo cubría” ya empezó a correr, antes de que les “caiga la voladora”, los menos, presentándose con el más acérrimo rival político, Miguel Ángel Yunes Linares, otros, pactando con Peña Nieto en Veracruz, desde grupos de mujeres, taxistas, transportistas diversos, hasta amas de casa y estudiantes, sin contar a los, por supuesto, periodistas ex amigos de la fidelidad o todavía en uso de los colores fieles.

Es tiempo, también, de recordarle que todavía está a tiempo de recuperarse de ese “fuego amigo” que le está causando un severo daño a lo que queda de su administración, ya sea, desde Protección Civil, donde se empecinan en hacer caer a Duarte a toda costa –veanse los contenidos de despensas y enseres para necesidades urgentes en bolsas azules, antes rojas- y abriendo o preparando el campo para el equipo de Miguel Ángel.

Tiempo de decirle que, a pesar de todo, el negro Herrera Beltrán todavía tiene amigos en Veracruz que están dispuestos a ayudarle y que, juntos, pesan todavía más que el grupo Atracomulco o el dinero federal pues, su influencia radica en la amistad que tienen, no sólo con importantes personajes de la política nacional, sino extranjera y con ello, claro está, de las divisas obviously.

Pero dice una voz popular que, no hay peor ciego que el que no quiere ver y agrega otra que, el que por su gusto es buey… pero al señor gobernador qué le podemos enseñar, supo rodearse de “los mejores hombres y mujeres que el estado de Veracruz requiere para sacarlo adelante”… aunque al gobernador lo dejen, ahora sí, como Cristo Negro.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: