Skip to content

El movimiento se demuestra andando

7 mayo, 2009

(Sin más preámbulos:

A Manuel Laborde)



Sin importarme que me den el título que, a su calidad de eunucos más les acomode



Sandino



luciendo los tatuajes

de un pasado bucanero



Peces de ciudad

Sabina



Cuando le conocí, aun no sabía que su relación con importantes personajes de la política veracruzana, era la relación casi radiográfica de mi infancia en la ciudad de Córdoba, rodeado de líderes sindicales, mi padrino entre ellos, el estrecho lazo con un señor tan importante que su mención merece honor a parte; pero decía que, el conocerle fue benéfico, fue confirmar la regla de oro de que, todo aquel que se retira motu propio, cambia favorablemente y Manuel Laborde Cruz, Don Manuel para propios y extraños, tiene una historia digna y singular.



Autodidacta en todos los sentidos, Laborde Cruz ha entrado a la historiografía veracruzana como un vendabal y como el agua (humilde y generosa afirma el poeta) está dejando honda huella de su andar por el solar veracruzano y en el oficio más dificil de imaginar: La Política.



Tan sólo la forma de llegar a la dirigencia estatal del partido auténtico de la Revolución Mexicana PARM, significa un reto para mucos de los actuales líderes partidistas, Laborde les mostró que, mucho mejor que andar saltando de partido en partido, es tener el propio pero para eso, más que relaciones, se necesitan pantalones a la medida de los adversarios políticos, que son muchos.



En 1985, el PARM en Veracruz iba de mal en peor, Carlos Enrique Cantú Rosas sabía que el partido sólo tenía fuerza como oposición en Nuevo Laredo, Tamaulipas, donde ganó la primer alcaldía, fue en 1985 cuando, Laborde Cruz, recién afiliado a este instituto político, gracias a su movilidad en diversos puntos del estado, dio la proyección para que el CEN del PARM aceptara la planilla que, venturosamente, resultó ganadora.



La historia del PARM es harto conocida, sin embargo, no así su historia particular en los estados en donde logró formar una verdadera fuerza opositora, entre ellos, Veracruz; Manuel Laborde ganó la dirigencia estatal del PARM al diputado federal Nabor Camacho Nava y a Alfredo Monreal, una samblea plenaria celebrada en Casa de Artesanías el 12 de enero de 1986.



Ese mismo año, Laborde Cruz el elegido diputado a la LIV Legislatura y en 1987, gana la alcaldía de Coatzacoalcos con el Dr. Cambieta al frente de la planilla, la tradición oral cuenta que Manuel Laborde era “un pobre trovador empedernido” y quienes le conocen, aseguran que no cuenta con más preparación que la primaria.

Contra todo pronóstico, entonces, el legislador Laborde logra arrebatar una de las principales alcaldías al tricolor y además, consigue su postulación y posterior triunfo a la LV Legislatura federal, corría entonces la década de los 90’s, a Laborde le tocó apoyar desde su posición a Lázaro Cárdenas Solorzano (yo lo hice desde las urnas y nos arrebató el triunfo Salinas, pero más nos dolió, a los jóvenes votantes primerizos de entonces, el entreguismo del cachorro)



En 1994, el PARM había perdido su registro como partido, fue el año en que Laboirde Cruz dejó su posición el la legislatura federal y tuvo que abandonar el país, gracias a Salinas de Gortari, curiosamente, el año 2000 llega trayendo de vuelta al escenario político al PARM y con él, a Manuel Laborde Cruz.



Sin embargo, el hombre logra registrar, ese mismo año, la asociación política cambio 2000 ante el recién creado Instituto Electoral Veracruzano y a muchos nos tocó vivirlo y escucharlo, sobre todo, su lenguaje tan peculiar, digno de cualquier erudito pero provocando una sorpresa mayúscula al saber que, el actual diputado por el PRV en la LVI Legislatura veracruzana, no cuenta con una preparación académica acorde con su perfil, lo que hace de él, un personaje digno de admiración y respeto, mucho más que cualquiera que tenga arracimados los títulos académicos que el dinero pueda comprar.



Laborde sabe, como viejo lobo de mar, que un currículo brillante no es la lámpara de Aladino y lo demostró primero, en el 2003, al obtener el registro del Partido Revolucionario Veracruzano, hecho inédito e histórico en nuestra entidad federativa, más tarde, en el 2004, al apoyar el triunfo de Fidel Herrera Beltrán en las urnas, cun un porcentaje de casi 4 por ciento de la votación, luego, en el 2007, el presidente del PRV logra conquistar, gracias a la copiosa votación conseguida para un partido político estatal que se la juega solo, su primer curul estatal.



Aquellos que lo conocemos, sabemos que su carácter jovial no es de ahora, que ha padecido penurias y sufrido también por la escaces, él sabe que en momentos de incertidumbre, escacean los amigos y por ello, es que se guarda muy bien de llamar amigos a quienes tiene cerca porque sabe que, quien más tiene es él, por eso procura y cultiva la modestia ya que, sabe, algún día lo llevará lejos.



No nos sorprenda el día de mañana, cuando Don Manuel logre hacer de su partido, el PRV un instituto nacional, sabe hacer alianzas, sabe negociar, ha tenido buenos maestros y les aprendió lo suficiente como para hacer las cosas bien, no por nada Fidel Herrera lo mantiene cerca, a pesar de todo, sabe que su talento y su experiencia pueden ser indispensables, curiosamente, ninguno da su brazo a torcer pero, ambos saben que juntos pueden llegar lejos, vaya, que don Manuel es amigo del otro Fidel y quien ha dicho: ¡Esta boca es mía!

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: