Skip to content

UN SVEN PARA LA COLOSIO

23 febrero, 2009

LUIS GUILLERMO FRANCO

Es posible que tu navegador no permita visualizar esta imagen.

El elogio es un peligro para la intelectualidad, por ello es importante discrepar. La nueva unidad de la organización que se define como integrante de la corriente socialdemócrata de los partidos políticos contemporáneos, debe ser respetuosa de sus valores internos. Es cierto, negar la existencia de ideas valiosas, de pensadores probos en las resistencias opositoras, resulta una necedad y peor aún, una muestra genuina del maniqueísmo perverso que debe evitarse en la definición de las tareas políticas.

Cuando un hombre de ideas decide erigirse como dueño de la verdad, ya valió madres, porque pretende construir aquello de lo que toda vocación intelectual huye: dogmas. En las réplicas que se dan de cara a los medios, no se vale el vedetismo. En el debate rumbo a las elecciones federales de julio próximo, no gana el que se luce más o el que grita con mayor vehemencia, si a esas vamos, doña Margara Francisca –popular personaje interpretado por el comediante Eduardo España- sería el arquetipo de candidaturas o dirigencias políticas.

En política, existen los “Guaruras Intelectuales”, termino pintoresco para referirse a aquellos seres de un estilo retórico pretencioso y soberbio, con una deliciosa afición por el muestreo de parcialidades para ratificar que sus teorías son comprobadas en la realidad. Son aquellos detractores que adolecen de una buena calidad como polemistas y más bien tienen una naturaleza análoga a los sofistas de la Antigua Grecia (merólicos en el México de la Posmodernidad).

En la víspera de la elección federal, los indicadores de los diversos encuestadores serios, anticipan que el estado de Veracruz será ratificado como el de mayor simpatía hacia el otrora “Partidazo”. La expectativa es que los candidatos (y candidatazos) del PRI tengan los mejores resultados en los 21 distritos federales, como un reconocimiento a la trayectoria de cada uno de ellos y con la conciencia colectiva atenta a la efectividad que ha tenido el proyecto de vanguardia social que ha promovido el Gobernador Fidel Herrera Beltrán.

No obstante, hay ciertos elementos que son inadmisibles. En particular expreso que no se vale estar desubicado de los contextos políticos. No es posible que en un afán de acercarse a la izquierda, de manera indebida (por tratarse de una decisión unilateral) se recurra a la promoción de cuadros de comprobada militancia perredista. La izquierda que propone el PRI, es de carácter institucional, no lesiva del orden público ni saboteadora de la paz social.

Con referencia al artículo 203 de los estatutos del PRI, “La Fundación Colosio es la instancia rectora y coordinadora del Partido para realizar funciones de investigación y análisis de orden político, económico y social, de divulgación ideológica y de apoyo a la capacitación política, que contribuyan al desarrollo de la cultura democrática en el país, así como para elaborar los planes de gobierno y plataformas electorales”. Existe la facultad de asesorarse por académicos pero no es posible que un crédito mayor le sea asignado a Rafael Vela, coordinador en la campaña al senado de Dante Delgado en 2006 y “propuesto” por el PRD para ser consejero del IEV.

Maestro Inocencio, en política, la experiencia no se jubila, se aprovecha. Si bien hay muchos talentos en la oposición, existen aun más y mejores en el propio PRI. Verbigracia: Roberto Bravo, ex Rector de la UV. Ignacio González Rebolledo, un redactor jurídico brillante. Marcelo Ramírez, un destacado docente y político de Mendoza. Guillermo Zúñiga, culto ex presidente del PRI. Rafael Arias, el hombre estadística. Carlos Brito, efectivo como líder de la Legislatura y Subsecretario de Gobierno. Ignacio Altamirano Marin, investigador de la Universidad y ex líder del sector popular. Dionisio Pérez Jácome, maestro de generaciones de políticos. Francisco Portilla y Salvador Mikel como funcionarios de alto nivel académico y efectividad administrativa. Ramón Ferrari, un experto de estrategias electorales y asuntos del campo. Renato Alarcón y Eugenio Vázquez, destacados jóvenes de una sobresaliente vida académica.

Me pregunto que pensarán cada uno de los mencionados acerca de ese ostracismo intelectual. ¿Qué representa Vela al lado de ellos? Todos los mencionados han tenido una praxis muy activa, representantes populares, dirigentes partidistas, altas responsabilidades públicas. Inocencio no esta para promover la contratación de “Consultorías”, porque la Consultoría de los problemas y los diagnósticos se dan en el debate interno, con los militantes que comparten los valores de un proyecto de nación con democracia y justicia social. Es triste pensar que Inocencio actúe como presidente de la Femexfut. darthfranco@gmail.com

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: