Skip to content

UN NUEVO MODELO ECONÓMICO

23 febrero, 2009
ALFREDO TRESS JIMÉNEZ

Como es evidente, la crisis económica está causando estragos en el país. En los últimos tres meses, según datos oficiales, han perdido el empleo 541 mil trabajadores; hay decrecimiento económico y de consumo, y se encuentra paralizada la industria de la construcción; el peso se ha devaluado 40 por ciento con relación al dólar; la inflación está creciendo por encima de los aumentos salariales; en fin, millones de mexicanos padecen por la falta de empleo o porque sus ingresos no les alcanzan ni siquiera para lo más indispensable.

Y hasta ahora no ha habido ninguna respuesta gubernamental para proteger al pueblo ante la crisis. Es notoria la ineptitud y la irresponsabilidad de quien se ostenta como presidente de México. En el mejor de los casos, están pasando por alto que el Estado no puede incumplir su responsabilidad económica y social, como ha quedado demostrado ante el fracaso del modelo neoliberal en el mundo.

La expulsión anual de 600 mil connacionales, representa una válvula de escape al desempleo que ha cancelado la posibilidad de un estadillo social en el país. Hasta 1982 la economía nacional crecía a razón de 6 por ciento anualmente, pero hoy el pronóstico para este año, en términos conservadores, es de cero, y quizás por debajo de cero. Y ¿por qué la economía está en recesión? porque los gobiernos neoliberales abandonaron el campo y las actividades productivas.

Por ello y ante el vacío del poder, el Congreso debe intervenir para evitar un mayor deterioro en todos los órdenes de la vida pública del país a través de un Plan de Emergencia y de Salvación Nacional. Si no se actúa de inmediato, habrá mayor mortandad de pequeñas y medianas empresas, más desempleo, más pobreza y, en consecuencia, más inseguridad y violencia.

Una de las medidas apremiantes es reducir en 200 mil millones de pesos el gasto corriente del gobierno, que ha aumentado en los últimos dos años en 437 mil millones de pesos, y se ha destinado, básicamente, a sostener estructuras burocráticas improductivas y a mantener los privilegios de los altos funcionarios públicos, por ejemplo el sueldo de los ministros de la Suprema Corte que ganan 600 mil pesos mensuales. Una de las primeras medidas que tomó Obama en Estados Unidos fue bajar los sueldos desmedidos y no sólo eso, puso límites para los sueldos de los financieros que no podían en Estados Unidos ganar más de 500 mil dólares al año.

También sería sano que desaparezcan las partidas de fondo de ahorro especial, por ejemplo, si un funcionario gana 200 mil pesos mensuales, deja el 10 por ciento de ahorro, 20 mil pesos y con el dinero del presupuesto que es del pueblo, se le aportan otros 20 mil, de modo que ahorra 40 mil pesos al mes y así mes con mes, cuando se va a otro cargo o se retira, se lleva todo ese dinero, cuánto cuesta en el presupuesto de este año ese fondo de ahorro especial 6 mil millones de pesos, eso debe desaparecer.

México, está hoy ubicado entre las naciones con menor crecimiento económico de América Latina, solamente equiparable al de Bolivia y Nicaragua. La tasa de crecimiento real del Producto Interno Bruto (PIB), refleja un decremento importante en el sector agropecuario, en silvicultura y pesca, por lo que la pirámide de crecimiento real se mantiene invertida.

Las soluciones a este crítico diagnóstico que enfrentan el país en general, están en la aplicación de políticas públicas con más participación de la sociedad y menos gobierno, más inversión y menos gasto corriente, más financiamiento productivo y menos servicios abusivos. Estos factores, darían la sacudida positiva que urge a México para obtener un desarrollo óptimo en todas las áreas.

Sin una transformación de fondo de la vida pública de México, no vamos a poder enfrentar los grandes y graves problemas nacionales y estatales, el país ya no está para cambios cosméticos, ni mucho menos para más de lo mismo. Mucho se puede hacer en esta circunstancia de incertidumbre pero si no se aplica un nuevo modelo económico va a ser muy difícil que haya paz, tranquilidad social, fuentes de empleo, acceso a la educación y seguridad social, ésta última se ve lacerada por la inseguridad que cada día va en aumento; ¿Qué ha pasado con el caso del niño Martí, las muertas de Juárez, las ejecuciones y los miles de plagiados? Se debe construir un acuerdo nacional para atemperar, aminorar los afectos más nocivos de la actual crisis económica y se detiene la descomposición social. ¿Usted qué opina? alfredotress04@yahoo.com

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: