Skip to content

Esquina chófer!

12 febrero, 2009
Benditas sean las bajas pasiones
que no se rajan cuando pintan sables;
los labios que aprovechan los rincones
más olvidados, más inolvidables.

Bendito sea el libro de la calle,
los viejecitos verdes con petaca;
las medias con costura, que detalle,
los quitapenas que dejan resaca.

Las marujitas que pierden al bingo,
los descendientes de los animales,
los miércoles con ropa de domingo.
Los adustos, los Dandis insolventes,
los justos que parecen subnormales,
los iguales a mí; los diferentes.

Malditos sean los bobos con medalla,
los probos ciudadanos,
los chivatos, los candidatos,
-¡cierra la muralla!-,
los ascetas a dieta de tres platos.

Los ungidos, los líderes en serie,
los que tiran penaltis de cabeza;
los que ignoran la voz de la intemperie,
los que adoran al dios de la certeza.

Malditas sean las muertes naturales,
los que besan a plazos mensuales
y se confiesan en cuatricromía.

Benditos Malditos
Joaquín Sabina

¡Cuán gritan esos malditos!
¡Pero mal rayo me parta
si, en concluyendo la carta,
no pagan caros sus gritos!

Don Juan Tenorio

Lunes 16 de febrero, los transportistas de la república inician un paro en 22 estados del país, curiosamente, en vez de la rechifla, el respaldo hacia ellos, no se está haciendo esperar, los políticos comentan que, el gobierno federal debe rectificar el rumbo, “pedir perdón y regresarse” y colocar la economía en un punto real, todo, con tal de hacer frente a la crisis en el país y no ayudar a los estados unidos.

Los que saben aseguran que, la tecnocracia (que fue lo que llevó al PRI a la oposición) es lo que mantiene al país en desventaja para tolerar la crisis mundial, la posición asumida por Felipe Calderón, de ayudar a Estados Unidos para que, en una especie de “remolque” mejore la situación económica de México, no es tolerable a estas alturas del partido.

Qué se está haciendo entonces, la respuesta es: poco. Sin embargo, quienes son los que están trabajando para mejorar la situación, de los pocos que lo hacen, merecen especial atención dos personajes: El pueblo de México (el país) y el pueblo de Veracruz y paso a explicarme:

Mientras la guerra mediática en contra, tanto del gobierno como del gobernador veracruzano, a nivel nacional parece encarnizada, las investigaciones sobre la responsabilidad real que tuvieron en el caso San Salvador Atenco, el 3 y 4 de mayo del año 2006.

Quienes participaron, estaban conscientes de lo que hacían y no mediaron las consecuencias de dichos actos; hoy, vemos con cierto resquemos como se están dando las cosas pues, la gente involucrada se encuentra incrustada en el gobierno federal, que es quien está realizando la investigación correspondiente al caso.

Las victimas, silentes testigos de lo ocurrido, quedarán a la espera de una pronta respuesta al caso, sin embargo, el gobierno está más enfrascado en ayudar a los vecinos del norte que a la propia raza; qué ha mantenido la economía más o menos estable en el país, y con no poco temor a equivocarnos vemos que la respuesta es: el narcotráfico.

Pero este cáncer que en los último años, es decir, a partir del sexenio de Fox se está viendo con mayor profundidad en el país, es una realidad que rebasa cualquier pretensión de cualquier gobierno a encontrarle una solución y hoy, es curiosamente esa economía la que, en el país, está sosteniéndonos.

Pero no todo son malas noticias pues, a pesar de todo, hay gente que está llevando a cabo acciones inherentes a combatir el flagelo de la depresión y apoyar de una manera digna la economía de la población, uno de esos está en Veracruz, estado en el que, a pesar de la situación, se está impulsando a la pequeña y mediana empresa a llevar a cabo su cometido: crear empleos.

Es decir, lo que no se menciona en los medios de circulación nacional es que, a pesar de todo, lo que se está haciendo en Veracruz es mantener una economía lo más fuerte posible para minimizar los efectos del desastre económico nacional, consecuencia de los últimos años de malos manejos financieros; y es en Veracruz en donde, el impulso a las PyMES, así como la realización de infraestructura, entre otras medidas, mantiene a flote la economía estatal.

Frente a la posición de Felipe Calderón, surge la figura de Fidel Herrera que, curiosamente, está haciendo en Veracruz lo que el gobierno federal no ha podido hacer por el país, mantener a su gente con la esperanza de que, en estos momentos de incertidumbre financiera, se padezca lo menos posible y se sufra lo mínimo con tal de seguir adelante.

El respaldo de políticos de diversos partidos al mandatario veracruzano es unánime y es, además, una muestra de que, lo que debe hacerse es, simplemente: Trabajar.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: