Skip to content

ENTREGA A CARLOS FUENTES MEDALLA Y DIPLOMA “ADOLFO RUIZ CORTÍNES”

9 febrero, 2009
Reconocimiento que otorga el Congreso del Estado por su destacada trayectoria literaria e intelectual
-El escritor agradece a la LXI Legislatura Local la distinción
-La crisis es global y precisa acción interna, expresó

“Hoy la crisis nos presenta a todos una carta de obligaciones y derechos basada en la realidad, la crisis es global, nadie se escapa de ella, requiere cooperación internacional también y, sobre todo, precisa acción interna”, expresó el escritor Carlos Fuentes durante la sesión solemne donde recibió la Medalla y Diploma “Adolfo Ruiz Cortines” de manos del gobernador Fidel Herrera Beltrán.

Agregó: “Si el México de Adolfo Ruiz Cortines se distinguió, hace ya más de medio siglo, gracias a una fórmula de desarrollo con progresos educativos, de salubridad y comunicación, de producción y cultura, aunque con fragilidad democrática, hoy nos corresponde demostrar que podemos sortear esta crisis, sin inmolar una democracia ganada a pulso, con la voluntad que a veces se sacrifica de muchos ciudadanos”.

El escritor mexicano de 80 años y premiado por su vasta obra literaria a nivel nacional e internacional subrayó: “Una democracia niña, una democracia niña merecedora de grandes cuidados, vigilancia y amor, no la perdamos. Acaso esta sea la lección de Adolfo Ruiz Cortines a nuestro tiempo, consolidar con serenidad, sin violencia, pero con determinación lo que hasta ahora hemos logrado. Adolfo Ruiz Cortines fortaleció lo alcanzado por el país tras 40 años de lucha y transformación revolucionaria. A nosotros hoy nos corresponde robustecer la joven democracia mexicana que es fruto del pasado, pero también con visión por el porvenir de México”.

En un acto al que asistieron el presidente del Tribunal Superior de Justicia, Reynaldo Madruga Picazzo, funcionarios estatales, académicos, representante de medios de comunicación, estudiantes e invitados espaciales, entre ellos, el ex gobernador de Veracruz, Miguel Alemán Velasco, y su esposa, Christian Magnani de Alemán, y público en general, el novelista sostuvo que “numerados tres capítulos de nuestro ingreso a la crisis, petróleo a la baja, turismo en descenso, candados aún mayores a la migración, nos vemos obligados a renovar prioridades. El tráfico de drogas no es un asunto que pueda relegarse a la culpabilidad mexicana, es un asunto bilateral, porque si hay tráfico en México es porque hay consumo en los Estados Unidos, la oferta de aquí, obedece a la demanda de allá”.

El tema, dijo, “requiere cooperación bilateral y responsabilidades compartidas y respeto a la soberanía de ambos países. La responsabilidad de México no puede ser pretexto para la intervención norteamericana, en que somos un estado fallido, no es cierto, primero que ellos limpien su propia casa. Lo cual no exime a México de combatir el crimen en nuestra casa, sobre todo, el descenso previsible de la oferta laboral empuja a muchos mexicanos a buscar salidas ilícitas”.

Luego de agradecer a los diputados integrantes del Congreso del Estado por el reconocimiento ofrecido con la entrega de la Medalla y Diploma “Adolfo Ruiz Cortines”, Carlos Fuentes enfatizó que “por ello urge tanto que nuestro país proponga cuanto antes un programa de empleo, que no sea circunstancial o de a poquito, sino que constituya un llamado nacional a proteger y ampliar las fuentes de trabajo, mediante un programa comparado al nuevo trato del presidente Franklin Roosevelt, para enfrentar la crisis en 1932, y al nuevo trato que el presidente Barak Obama intenta hoy poner de pie”.

Ovacionado varias veces durante su discurso, el autor de la “Región más transparente”, “La muerte de Artemio Cruz” y “Gringo viejo”, entre otras significativas novelas, señaló que “el trabajo es un derecho inmune, mientras vemos el escenario fatal de un desempleo sin salida destinado a esconderse en las callejuelas del crimen y de la violencia”.

Y subrayó: “Destapemos de una vez el ‘yo creativo’, de un proyecto de empleo que atienda los terribles retrasos de nuestro país”.

Añadió que “a partir de dos extremos, por un lado el apoyo a las PYMES, y por el otro el apoyo a las comunidades indígenas, pero en el centro el programa debe ser renovación de la infraestructura, caminos, carreteras, presas, urbanismos, puertos, energía eléctrica, salud, educación, es decir, romper la fatalidad, que en medio de los progresos alcanzados, siempre condenan a muchísimos mexicanos en la pobreza”.

Carlos Fuentes mencionó que “de Veracruz a Guerrero, de Oaxaca a Tabasco, el sur de México, ofrece una oportunidad de crear riqueza, aprovechar la tierra, diversificar cultivos, emplear mano de obra, enriqueciendo, modernizar enriqueciendo, enriquecer modernizando, fortaleciendo tanto a las instituciones culturales, como a los procesos políticos. Hablo de esa parte del país que es la nuestra, la más entrañable; pero sólo ilustro un aspecto del gran proyecto nacional que nos exige el momento, a fin de darle cara a la crisis con el corazón y los brazos de todos los mexicanos, trabajo, educación, salud”.

En su intervención, destacó que “todo ello debe ser parte de un nuevo contrato social mexicano, que no se diluya en proyectos parciales, un proyecto que nos comprometa a todos, modernizando no sólo las fuerzas existentes, sino la basta reserva de la energía latente y desaprovechada de nuestro país. El trabajador que regresa del norte, encuentre aquí, las oportunidades de trabajo en vez de la desesperación del crimen; que el niño que nazca aquí, encuentre la salud y educación necesarias para crecer como ciudadano; que el hombre y la mujer que envejezcan aquí, cuenten con el apoyo y las oportunidades que sus vidas, entregadas al hogar, al trabajo, a la formación de ciudadanos, merece”.

Enfatizó que “la ciudadanía entera encuentre aquí, aquí mismo, las oportunidades de trabajo, el respeto y la seguridad requeridas para que México supere esta crisis, pero que la supere con democracia, porque yo no oculto el temor de que a partir de las dificultades actuales muchos países pierdan voluntad democrática y tomen el camino fácil del capitalismo autoritario; crecimiento sin libertad. El modelo es seductor, pero es falso; ya lo conoció América Latina durante la Guerra Fría , los dictadores que fueron a Panamá en 1956 lo personificaron, el desarrollo fue ficticio. La fachada perecedera, la libertada postergada”.

Carlos Fuentes reiteró su agradecimiento por el otorgamiento del premio para posteriormente ser acompañado por la Comisión de Cortesía integrada por los diputados Antonio de Jesús Remes Ojeda, Dalia Pérez Castañeda, Margarita Guillaumín Romero y Claudia Nayeli Mata Olivares, así como del gobernador Fidel Herrera Beltrán y el diputado Héctor Yunes Landa, al Auditorio “Sebastián Lerdo de Tejada”, donde ofreció una conferencia de prensa a los medios.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: